El día seis de Diciembre, cada cuatro años, en las 346 comunas de Chile se realiza un acto cívico como este. Por mandato de la comunidad, asumen nuevas autoridades que van a dirigir los destinos de cada comuna.
Deseo agradecer, a todos los vecinos y a los vecinos de la comuna, por haber depositado en mí su confianza y sueños. Entregándome esta enorme y maravillosa responsabilidad.
Quiero agradecer a Dios y a mi familia que han sido un apoyo incondicional.
Además aprovecho para entregar un cariñoso saludo y agradecimiento a todos los integrantes del equipo de a trabajo. Gracias por su apoyo desinteresado, ustedes han entregado gran parte de su tiempo, sin recibir nada a cambio. Compartimos lindos momentos para ser más amigos, más solidarios, más humanos, salimos fortalecidos.
Gracias a los que gritaron, a los que apostaron, a los que nos acompañaron en la caravana, a los que en el show pusieron la música, a los que bailaron y pusieron la alegría. Porque de eso se trata, de que esta competencia política sirva para la alegría.
Tengo la convicción de que los vecinos nos eligieron con una expectativa de cambio, que tiene muchas expresiones:
– Un cambio en relación con la ciudadanía, que espera participación de verdad y un municipio más cercano.
– Un cambio en el respeto por todos los sectores del territorio, de su identidad, de su patrimonio, de su gente, para que el municipio sea su principal defensor y aliado.
– Un cambio en la forma de administrar la educación y la salud comunal.
– Un cambio en la relación con nuestros adultos mayores, nuestros jóvenes y nuestros niños.
– Un cambio en el modelo y políticas de desarrollo local.
A esa aspiración de cambio comenzaremos a responder desde hoy mismo y lo haremos con determinación y seriedad.
El cambio requiere innovación, coraje y creatividad. Y también requiere diálogo, prudencia y humildad. No vengo ni a arrasar ni a descalificar a nadie. Hay muchas cosas positivas que debemos de rescatar y especialmente hay tanta gente valiosa que ha trabajado en este Municipio, y que tienen mucho que aportar.
Debemos avanzar cualitativamente en tener una comuna limpia y una comunidad con conciencia ambiental. Con una administración centrada en la formación de personas, que conservar, ponga en valor y promueva el patrimonio natural y cultural. Fortaleciendo la Educación, la Salud y el Deporte e involucrando activamente a nuestros Adultos Mayores, Jóvenes y Niños. Con un plan de desarrollo económico comunal, basado en el turismo, la pesca y la agricultura sustentable.

Nuestro territorio posee condiciones y cualidades indiscutibles para ser una zona de destino destacada en la Región de Los Lagos y en el país. Para ello se necesita de todos, de cada uno de nosotros: Residentes, dirigentes, comerciantes, empresarios, jóvenes, emprendedores, pescadores, adultos mayores, etc. Y por supuesto de un Municipio coordinado, eficiente y dispuesto a cumplir el rol para el cual se nos ha llamado:
“Servir de la mejor manera a nuestra comunidad con una atención de excelencia”. Por lo tanto reitero, levantar la comuna en esta nueva gestión, será tarea de todos.
Junto conmigo, hoy asumen su mandato los seis concejales de la comuna, a todos ellos mis felicitaciones. En Chile existe una tradición de gestiones municipales muy alcaldizadas y esta Alcaldesa apostará por estimular un rol más preponderante y participativo a los concejales.
Especialmente, es motivo de gran satisfacción para mi, que Chaitén haya elegido una mujer para asumir el puesto de concejal.
Como Alcaldesa, me he propuesto trabajar coordinadamente con todas las instituciones presentes en nuestras localidades. Pero además pienso que los alcaldes, no podemos actuar como si el mundo terminaras en las fronteras de nuestras comunas, por lo que impulsaré trabajo articulado con los Ediles de los municipios de la Provincia y de la XI Región. A fin de posicionar nuestro territorio en el lugar que le corresponde.
Todos los que queremos Chaitén sabemos que en nuestras calles hay ansias de dejar salir otra comuna. Que está latente en el alma de nuestra gente. Es el deseo de una realidad más amable, más limpia, con más participación, donde la cotidianidad se base en la convivencia, la cooperación y el respeto.
Hay un sueño de Chaitén que vamos a hacer explícito, un proyecto que nace de los vecinos.
Este anhelo lo transformaremos en planes y programas, en estrategias y proyectos, Pondremos el municipio detrás de su realización. Y todos los funcionarios municipales, tendremos una misión cada mañana cuando vengamos a trabajar:
Acercarnos cada día un poco más a ese sueño.

Como Alcaldesa de Chaitén los invito a todos, a ser parte de esta tarea y les agradezco con todo el corazón que me hayan encargado liderarla.