ALMACÉN EL RANCHO GRANDE.

El Plan Municipal de Cultura-Chaitén –aprobado bajo la actual administración a fines del año 2017- es una herramienta para planificar el desarrollo cultural que se dará la comuna en un período de 4 años.

Engalanado para celebrar allí el DIA DEL PATRIMONIO CULTURAL 2018

Engalanado para celebrar allí el DIA DEL PATRIMONIO CULTURAL 2018

En un proceso participativo (Cabildos Culturales), vecinos representantes de las distintas localidades consideraron que en la línea de PATRIMONIO había que avanzar en el reconocimiento público de hombres y mujeres que –desde distintos ámbitos- hubieran contribuido con su trabajo y creatividad a su desarrollo cultural del territorio; y, asimismo, rescatar y proteger todos aquellos espacios patrimoniales significativos para nuestra comunidad.

Por esta razón, cuando celebramos el Día del Patrimonio Cultural 2018, además de reconocer a cultores y artistas tradicionales, quisimos relevar un espacio de gran historia para Chaitén: el ALMACÉN EL RANCHO GRANDE.

¿Por qué ahí?

Porque el 2018 cumplía 80 años desde que comenzara a ser construido en 1938 por maestros carpinteros de la familia Navarro.

Su construcción, madera y tejuelas, conserva aún algo de su próspero pasado y en su interior aún están sus grandes mesones y otros objetos que hicieron –hasta el 2017- posible su funcionamiento.

Su primer dueño (de 1938 a 1945) fue don JUAN ALTUNA, proveedor de electricidad en Coyhaique en la década del 30 y comerciante propietario de CASA ALTUNA (Puerto Aysén) y de un hotel (Coyhaique).

Es él quien entusiasma a don MANUEL MORENO para que -a partir del 01 de abril del 38- se haga cargo del almacén que estaba terminando de ser construido.

El primer dependiente, don MANUEL MORENO

El primer dependiente, don MANUEL MORENO

El segundo dueño (de 1945 a 1977) fue don BERNARDO BARRIENTOS, quien llega a Chaitén a principios de la década del 40. Tuvo como dependiente, además de su familia, a don TEÓFILO PÉREZ.

El segundo dueño, don BERNARDO BARRIENTOS y familia

El segundo dueño, don BERNARDO BARRIENTOS y familia

El tercer y último dueño fue (de 1977 a la fecha) don PLÁCIDO OVANDO MÉNDEZ, quien atendía junto a sus dependientes, don MANUEL ALVARADO y don EDULIO CHACÓN.

El tercer y último dueño, don PLÁCIDO OVANDO y familia

El tercer y último dueño, don PLÁCIDO OVANDO y familia

En resumen, si consideramos que Chaitén comienza a ser poblado a partir del año 1921, podremos entender, entonces, la importancia que El Rancho ha tenido para su desarrollo , toda vez que –desde fines de 1938- fue el principal proveedor de abarrotes de la zona, surtiéndonos de víveres, ropa, calzado, bebidas, licores y artículos de ferretería.

La vida de todos los chaiteninos (y también de gente de Futa y Palena) estuvo marcada por este almacén que, además de contar con el primer teléfono público, era un lugar de referencia y encuentro, y su corredor, el mejor espacio para protegerse del mal tiempo.

Aportes técnicos de la arquitecta FERNANDA ELÍAS

Aportes técnicos de la arquitecta FERNANDA ELÍAS

Aportes técnicos de la arquitecta FERNANDA ELÍAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *